31 julio 2011

Estados Unidos: ¿bancarrota por la deuda hoy, o bancarrota por inflación mañana?


IMAG0060

"Stop New World Order", pancarta de Investigar 11-S ahora mismo en la Puerta del Sol de Madrid

Seguidamente podréis conocer las opiniones de los tres más importantes analistas de la economía en la actualidad, Gerald Celente, Max Keyser y Schiff, con opiniones radicalmente contrarias a las tonterías que se están diciendo en los medios de comunicación de los banqueros.
Como están en inglés, os resumo un poco lo que cuentan.
En pocas palabras, Max Keyser cuenta que Estados Unidos va a acabar como Grecia, perdiendo su soberanía, puesto que el sistema monetario, tal y como está planteado no tiene remedio. En otras palabras, que el FMI va a tener que hacer un rescate en Estados Unidos y tomar el control de la economía del país (primer paso hacia el Nuevo Orden Mundial).
Creo que era Celente el que decía que esta es una partida entre los “especuladores” y los “ahorradores”. Los primero están encantados de aumentar el techo de deuda pero a los ahorradores no les debería hacer ninguna gracia porque eso va a hacer que el dólar no valga nada y que los precios, sobre todo los de los carburantes, se disparen en Estados Unidos.
El sentir común es que lo razonable sería declarar el estado de bancarrota y comenzar de 0, cortando por lo sano el gasto del estado, comenzando por las bases militares norteamericanas en el extranjero y las guerras en las que están metidos (esto es lo que en realidad plantea el Tea Party y no lo que os están contando los medios).
Schiff plantea que China se ve metida en un callejón sin salida, porque tiene la deuda pública americana pero sabe que ya no vale nada. Si la deja caer, se queda sin lo que ha invertido y si continúa apoyando, se asomará, también, al abismo.
En lo que están todos de acuerdo es en que el presumible acuerdo para elevar el techo de la deuda sólo va a alargar la agonía del país del dólar y va a provocar otra bancarrota, ésta por inflación, en pocos meses.
Si nos colocamos en el momento profético que estamos viviendo, con el calendario maya y el final de la cuenta larga como horizonte, a apenas 16 meses del trascental solsticio de invierno del 2012 (u octubre del 2011, según Calleman).
Tomando de referencia el solsticio del 2012 (hay más acuerdo entre los investigadores) pero añadiendo las cifras de los 9 “inframundos” o nueve ciclos que terminan en este final “de estos tiempos”, el 26-27 de diciembre comenzará una brutal aceleración del tiempo, similar a la que ocurrió en el verano de 1999 y que provocará una elevación de conciencia, en sólo 360 días, similar a la que ha sucedido en estos últimos 13 años (contando con que el ciclo galáctico comenzado en 1999, también termina en el 2012).
En términos prácticos, tenemos que los ciclos de aumento de la conciencia que en el periodo 1999-2012 estaban ocurriendo cada 360 días, comenzarán a ocurrir cada 28 días, de acuerdo a los subciclos divisorios de 13 en los que cada ciclo se subsumen. Para haceros una idea, el ciclo Planetario, que comenzó en 1755 y que dio lugar a la revolución industrial y las telecomunicaciones, además de las revoluciones políticas, la elevación de conciencia que ahora vamos a vivir cada 28′5 días, se vivían cada 19,7 años. Es decir, que el nivel de experiencias-conciencia que vamos a vivir en estos pocos meses que quedan hasta el solsticio 2012 (si estas cuentas son correctas) van a elevar la conciencia individual Y LA DEL PLANETA hasta el grado Cósmico, que ayer, meditando sobre lo que significará, me llegó que será tener la “experiencia de Dios”, vivenciarlo, y, cómo no, estar a la altura de la comunicación con entidades de ese nivel de conciencia, comúnmente denominadas “Extraterrestres”.
En términos político-económico y volviendo al tema de la deuda de los Estados Unidos, me da que el viejo sistema monetario caerá de acuerdo a estos ciclos y, si las cuentas de Calleman son correctas, debería ocurrir en el quinto periodo de este ciclo que comienza el 26 de diciembre, es decir, allá por mayo, aunque bien podría coincidir con el propio solsticio y el periodo del “no tiempo” que se abrirá entre ese 22 de diciembre del 2012 y el 21 de julio del 2013.
En fin, lo que sí es innegable es que “está todo el pescao vendío” y que las profecías mayas se han cumplido (terremotos, final de los sistemas de creencias) a falta, seguramente, de la más importante. El Contacto ET.
Esto se va a volver apasionante.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada